Facebook Twitter Google +1     Admin

Abdel

20150611111025-abdel.jpg

Esta historia narra la vida de un niño de origen árabe, Abdel.

Abdel es un chico Tuareg nacido en África. Tuvo una infancia difícil, su madre murió cuando él era pequeño. Su padre, decidió emigrar a España.

Después de pasar la frontera tuvieron que tirarse al mar y nadar hasta la orilla huyendo de la policía. Después de unos días sobreviviendo, les ofrecieron un trabajo para los dos, construir un chalet a cambio de que les proporcionasen comida, cobijo y después de construir el chalet, la legalización en España, ellos aceptaron el trabajo.

Abdel después de unos días se dió cuenta de que sus jefes tramaban algo raro, él era muy listo y siempre llevaba encima una libreta y un bolígrafo. A él le mandaban a por cosas al puerto, recogía paquetes y los llevaba a la casa de sus jefes.

Un día les siguió hasta un cementerio, donde intercambiaban con el guarda alcohol por una llave de un panteón azul donde ellos escondían algo. Una mañana, decidió contarselo a su padre quién le acompañó a por el paquete al puerto y la policía les siguió, Abdel consiguió escapar pero su padre no. Abdel decidió esconderse en el cementerio, y leyó un periodico donde contaban que su padre había sido arrestado por tener drogas y él comprendió que todo había sido una trampa. 

Abdel vió como intentaban atracar a dos niños y él auyentó desde dentro a los atracadores, y este se hizo amigo de los niños que le llevaban comida y le ayudaban.

Abdel quería vengarse de los jefes por la trampa. Los niños, decidieron ayudarle. Abdel sabia que tarde o temprano vendría a por lo que habían escondido en el cuarto azul así que tramó un plan.Abdel cambió la droga del cuarto azul y la escondió en otro lugar.

Una noche los jefes aparecieron. Los niños llamaron a la policía cuando Abdel les hizo una señal. Cuando los jefes pasaron cerca de Abdel, tensó una cuerda y los dos jefes cayeron al suelo. Abdel hizo un camino de droga desde el lugar donde cayeron hasta donde había escondido la droga. Pero no lo consiguió. Lo ataron con la cuerda de Abdel y lo metieron en el maletero. Unos ladridos lo despertaron. Eran los perros de la policía,detuvieron a los jefes. Abdel se puso muy contento porque los niños habían hecho bien su parte del plan. Y les dijeron a la policía por donde se fue el coche.

Ahora Abdel está en un centro de menores. Alicia y Miguel, los niños van a visitarlo aveces. 

Su padre le pidió que declarara contra él.Porque si lo soltaban volverían al desierto y allí no vivirían bien. Abdel lo entendió y declaró contra su padre aunque le doliera.

Y esta, es la triste historia de Abdel...



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris